La Moqueta Verde


Durante los últimos meses hemos estudiado en numerosas ocasiones si tanto PP como PSOE llevaron a cabo estrategias de radicalización ideológica en la pasada legislatura. Hoy el moquetero Pablo Fernández tiene la amabilidad de compartir con nosotros algunos resultados muy interesantes de su último trabajo. En estos datos se puede observar claramente un proceso de convergencia ideológica en las primeras dos décadas del actual período democrático y una posterior divergencia a partir del año 2000.
Gráfico 1: evolución ideológica PP y PSOE según los ciudadanos (encuestas del CIS)


Convergencia

El ascenso de José María Aznar al liderazgo del PP en 1989 supuso un punto de inflexión para el PP, ya que desde entonces este partido emprendió su deseado viaje al centro político. Cuando Aznar tomó las riendas del partido, los ciudadanos españoles valoraban al PP en una posición del 8,5. Pero tras su primer gobierno, Aznar fue capaz de dejar al PP en una ideología de 7,4, la posición más moderada de toda la historia del PP.

Por otro lado, el proceso de moderación ideológica del PSOE tiene lugar durante todo el período del gobierno de Felipe González, aunque ésta es más acusada a partir de la segunda legislatura (que deriva con la ruptura con UGT en diciembre del 1988).
En 1980 había una divergencia ideológica de 4.6 puntos entre PP y PSOE, pero ésta se recortó hasta 3.1 puntos en las elecciones del 2000 (momento de la distancia mínima entre ambos partidos). Estos datos nos recuerdan el importante perfil de González y Aznar como modernizadores y moderadores de sus respectivos partidos políticos y, con ello, de la política española en general.

Divergencia

Pero los gobernantes cambian y, con ellos, también el estilo de hacer política. Con el retiro de Felipe González, el PSOE abandona su vocación centrista. Desde entonces, los españoles consideran que la ideología del PSOE no ha parado de radicalizarse desplazarse hacia la izquierda. Este proceso se mantuvo con la llegada de Zapatero en la Moncloa. Lo curioso es que, en los últimos años, el PSOE se ha desplazado a la izquierda principalmente debido a la valoración de los votantes de derecha. El segundo gráfico muestra como mientras que en el 2004 la valoración mediana de la ideología del PSOE según todos los votantes (al margen de su ideología) era de 4. Dos años más tarde, los votantes de derecha empezaban a darle valoraciones más cercanas al 3.
Gráfico 2: Posición ideológica del PSOE según encuestados de diferentes ideologías. Arriba 2004 y abajo 2006 (eje abscisas: auto-ubicación ideológica de los ciudadanos ; eje ordenada: ideología del PSOE según los ciudadanos)


El proceso de derechización del PP también tiene lugar en la época post-Aznar, aunque también se puede argumentar que ésta es una consecuencia directa de su últimos años en el gobierno. De hecho, el PP se desplaza a la derecha entre el 2000 y 2004 y, desde entonces, se mantiene más o menos estable. Si comparamos el PP del 2004 con el del 2006 vemos que incluso los votantes de derecha valoran que el PP se ha moderado. Un resultado que, para muchos, es del todo contra-intuitivo teniendo en cuenta la agenda llevada a cabo por el PP durante la pasada legislatura. (Por cierto en los gráficos se ve el efecto V del PP que ya comentamos hace unos meses).

Gráfico 3: Posición ideológica del PP según encuestados de diferentes ideologías. Arriba 2004 y abajo 2006 (eje abscisas: auto-ubicación ideológica de los ciudadanos ; eje ordenada: ideología del PP según los ciudadanos)


Los datos que nos manda Pablo parecen mostrar que los movimientos ideológicos del PP y PSOE en la pasada legislatura se deben sobre todo a las valoraciones de los ciudadanos de derechas. Unos ciudadanos que han vivido la agenda política de Zapatero como una agresión a algunos de sus principios éticos y religiosos más arraigados. Veremos si esta legislatura se carateriza por el sosiego de este colectivo.
-----------------------------

Nota: los gráficos son de caja. Se debe interpretar de la siguiente forma

















Etiquetas:

AddThis Social Bookmark Button

12 Respuestas a “PP y PSOE: de la convergencia a la divergencia ideológica”

  1. # Blogger Pablo Fernandez

    Muchas gracias Lluis, por esta entrada. Me han gustado mucho los análisis.

    Creo que el asunto tiene bastante miga. Para empezar, vemos que, al contrario de lo que muchos había dicho, quien se ha radicalizado ha sido el PSOE y no tanto el PP. Es verdad que esto se debe a un cierto efecto "COPE-El Mundo" en cuanto que los que cambian su percepción del partido socialista son los ciudadanos situados entre las posiciones 7 y 10, es decir, la derecha.

    Lo que es curioso, junto a esto, es que, en cambio, quienes modifican su imagen del PP -hacia una cierta mayor moderación- son sobre todo los de las posiciones 5-7, es decir, el centro y centro-derecha. Esto sugiere, a mi entender, que el contenido del discurso de oposición del partido popular no ha sido juzgado como propio de un partido muy conservador. Esto puede ser bien porque los entrevistados no extrapolen las posiciones en los issues de la última legislatura, ETA y descentralización, a la escala ideológica, o bien porque ellos mismos defienden esas posiciones pero las consideran moderadas y no radicales.

    En fin, son preguntas en el aire, todavía sin respuesta..

    Un abrazo  

  2. # Anonymous Nacho

    Pablo,
    Tus datos son muy interesantes.
    Un pequeño comentario. Dices que, a raíz de los datos, parece claro que el PSOE se ha radicalizado y no tanto el PP, contradiciendo lo que muchos han dicho…
    Me parece que no podemos extraer esta conclusión. No olvidemos que 1) estos datos son de ubicación ideológica por parte de los ciudadanos y no son datos de encuestas de expertos que intentan valorar “objetivamente” la ubicación ideológica 2) los resultados están dominados por los cambios en la percepción de los votantes más de derecha.
    Creo que no podemos confundir la causa con el efecto. Tú observas un efecto (radicalización del PSOE) y lo asimilas con la causa…
    Si quitaras de la muestra a los ciudadanos del 8 hacia arriba en la escala del CIS, probablemente no verías tales resultados. Así que, probablemente, es la radicalización de la derecha en sus percepciones ideológicas, y no tanto la radicalización real del PSOE en sus políticas, lo que explica el viraje a la izquierda. No me parece que estos resultados contradigan lo que se ha dicho sobre estrategias de crispación.

    Abrazos  

  3. # OpenID Geógrafo Subjetivo

    El análisis me ha parecido muy interesante, pero quisiera haceros una precisión terminológica. Cuando el PP es percibido como más a la derecha, habláis de "derechización", pero si es el PSOE el que se percibe más a la izquierda, empleáis el término "radicalización".

    O es PSOE tiene "izquierdización" o el PP se radicalización también, ya que no se da a entender lo mismo, eso creo, cuando para un partido se utiliza el binomio izquierda/derecha y para otro el de moderado/radical.

    Izquierda o derecha sólo es peyorativo para la opción contraria, pero radical lo es incluso para los de la propia opción.  

  4. # Blogger Pablo Fernandez

    Tienes razón, Nacho, en que estos datos no reflejan contenido de la acción de gobierno o de la estrategia de oposición. Se trata de percepciones, pero eso es lo que cuenta al fin y al cabo en el momento de votar, ¿no?

    La cuestión creo, es que el PP ha salido bastante bien parado de su estrategia de polarización. Por un lado, ha logrado hacer simétrico el rechazo: ahora ya no es sólo la extrema izquierda la que considera como muy radical al PP, sino que también la extrema derecha considera como radical al PSOE. Asimismo, a pesar de mantener un discurso aparentemente muy derechista en temas como matrimonio homosexual, posición social de la Iglesia, lucha antiterrorista y organización territorial, el electorado de centro y centro-dcha lo consideran como más moderado en 2006 que en 2004. Resulta paradójico.

    Esto casa bastante bien con lo que parece apuntarse de los resultados electorales: que el PSOE ha perdido una parte de su voto de centro en favor del PP. Es decir, la "radicalidad" del PP no le ha supuesto pérdidas en ese segmento, sino que se las ha infligido al PSOE. Le ha salido una jugada más redonda de lo que se apuntaba: no es que la crispación haya aumentado la abstención entre los centristas por hartazgo de unos y de otros, sino que parece haber dado lugar a un cierto trasvase de votos.

    Un abrazo  

  5. # Blogger Alex Guerrero

    Oye, Pablo / Lluís, realmente interesante lo que nos contáis. Somos tan freaks que tenemos muchas ganas de que salga la post-electoral este mes para poder jugar con ella. :)  

  6. # Blogger Lluis

    Graicas Pablo por los comentarios. Nacho, cada cosa tiene su valor. En nuestro caso, mejor las encuestas CIS que las de expertos. Las primeras te permite ver cómo ha calado los discursos en diferentes capas de la sociedad. Eso es una de las cosas bonitas de los datos de arriba.

    Geógrafo,gracias por estar alerta. ¿Habrá sido un acto fallido? nos diría Freud. Para evitar especulaciones de este tipo, mejor lo cambiamos. ¿no?  

  7. # Anonymous Nacho

    Lluis, estoy de acuerdo que es preferible utilizar las encuestas del CIS. Precisamente por lo que dices, para comprobar cómo calan los discursos en cada sector de la sociedad. Por ello, quería matizar la afirmación de Pablo que me parecía denegaba la crispación desde la derecha. El que el PP haya salido bien parado y cierta gente perciba una izquierdización del PSOE, no significa que no tenga validez la teoría de la crispación; al contrario, la refuerza. Por otro lado, a la vista de estos datos y sin postelectoral, me sigue pareciendo difícil afirmar que el PP ha ganado por el centro. Si precisamente son los de más derecha los que han cambiado su percepción del PSOE y no los de centro…¿por qué, los de centro dejaron de votar al PSOE si éste no se movió para ellos?

    En cualquier caso, me parece mucho más interesante el segundo debate que plantea Pablo. ¿Cómo es que, tras esta estrategia, el PP ha aparecido más moderado para los centristas? Pablo plantea dos hipótesis:

    a) issues como la oposición a la negociación con ETA o la defensa de la nación española no son integrados por estos votantes en el eje izquierda-derecha, sino probablemente en un segundo eje de competición que podría ser el “nacional”. Por eso, al valorar al PP en el eje-izquierda-derecha, no los tienen en cuenta.
    b) Esos mismos issues son considerados por los votantes como elementos de centro, para nada radicales, sino centristas y por ello colocan al PP en posiciones más o menos moderadas.

    Me parece más plausible la primera opción. Me da la impresión, y creo que hay estudios al respecto que ahora no me atrevo a mal-citar de memoria, que los votantes centristas conciben el eje ideológico como una cuestión más de gestión, puramente económica, mientras que votantes escorados hacia ambos extremos del eje ideológico, entienden este como un eje integrador de otras cosas. Por ello, los votantes de centro pueden considerar al PP como de centro (en lo económico), mientras que lo consideran en el extremo en otro eje.
    Si la hipótesis b) fuese cierta, es decir, si los votantes de centro hubiesen considerado que la negociación con ETA era una posición centrista, entonces tendrían que haber modificado paralelamente la posición en la que sitúan al PSOE. Éste tendría que haberse escorado hacia el extremo por defender una posición no centrista…pero comprobamos que esto no se da.

    Perdón por el post largo.
    Un abrazo!  

  8. # Blogger Evaristo

    Como siempre muy interesante.

    Coincido con algunos de vosotros en que hay una parte de los resultados que cuadra bastante con lo que se esperaba -los votantes que se autoubican en el 8, 9 o 10 ven al PSOE ahora más a la izquierda que antes-, y otra que parece sorprender: los votantes que se autobican en el 5, 6 y 7 parecen ver al PP más cercano al centro que antes.

    Una posible explicación de esto: no sé hasta qué punto el tamaño de la muestra permite extraer conclusiones de las diferencias entre la visión de un grupo concreto (pongamos el de los que se autoubican en el 5, que es el que más cambia y más sorprende) del PSOE en el 2004 y el 2006.

    Otra: la visión de esos votantes en 2004 era la del PP de Aznar, la guerra de Irak, justo después de la derrota electoral (y de lo que todos sabemos que pasó entre el 11 y el 14 de Marzo). La visión en 2006 era la del PP del primer Rajoy, sin haber llegado a las cotas más altas de radicalización (uso el verbo a conciencia) en términos de manifestaciones semanales, alineamiento con la Conferencia Episcopal y la AVT, etc.

    En cualquier caso será fácil comprobar si mis posibles explicaciones tienen o no sentido: cuando veamos los resultados de la encuesta de 2008 ;)  

  9. # Blogger Augie March

    Tengo que reconocer que me gustan muchos de los artículos que publicáis, pero puntualizaré a modo de crítica constructiva que hay algo que me gusta menos - dicho desde mi posición amateur a unos profesionales - y que puede deberse al "defecto profesional" (vuestro, no mío, :D).

    Me refiero al exceso de "demoscopia". Ejemplo: ¿cuál es el significado del eje de ordenadas del post que nos ocupa?. Quiero decir, ¿Haider el austríaco estaría cercano al 10 (y tan cercano al PP)? ¿Cuál es el valor absoluto en cuanto a derecha se refiere? Y del mismo modo... ¿estaría IU en el intervalo 0-1, según los encuestados?

    Es de suponer que un partido antieuropeísta y quasi-xenófobo estuviera cercano al 10, mientras que otro anti-europeísta por el lado comunista y enemigo de la libertad económica lo estuviera del cero.

    Al margen de esto, y ya volviendo al fondo de la crítica, me cuesta creer que la politología se centre sólo en las estadísticas y se deje todo el espacio que va desde ese somero análisis hasta la real politik o la labor de los historiadores.

    Ya que en este país no podemos confiar en el cuarto poder para que nos ilumine siquiera un poco... ¿no podríais ir un poco más allá?

    Dicho con todo el cariño, :D  

  10. # Blogger Lluis

    Tienes razón Augie, que aquí estamos algo obsesionados con demoscopia y con lo cuantitativo. Creo entender que nos pides que seamos un poco Egócratas, ¿no? Tomámos nota y se hará lo que se pueda.

    Sobre tus comentario: como decía nacho aquí miramos percepciones de los ciudadanos. Ya comentamos que los españoles de extrema izquierda y extrema derecha ven al PP muy conservador. Este prejuicio de un PP muy anclado a la derecha es un prejuicio muy arraigado, que sólo el Aznar de la primera legislatura pudo combatir. Y es un problema para el PP, lo dice siempre Arriola, pocos le hacen caso y así van las cosas.

    Ahora bien, augie, si lo que preguntas es qué valor comparativo tiene con otras democracias, la respuesta sería (quizás) que es mejor usar otros métodos. Precisamente esto ya lo comentamos. Te sugiero que mires esta anotación. Ahi comparamos la oferta electoral de varias democracias usando otros datos más "objetivos" y no de percepciones de los votantes. Encontramos que en España hay un sesgo a la izquierda en la competición electoral y que el PP no es ni de lejos un partido de ideología extrema.

    Los datos parecen pues contradictorios: un análisis objetivo nos dice que el PP es un partido de centro-derecha, pero los españoles perciben que se trata de un partido casi de extrema derecha. Claramente, el PP tiene un problema en el plano de la comunicación.  

  11. # Blogger Lluis

    Gracias Evaristo, coincido contigo. Como decimos en la anotación el giro a la derecha del PP es consecuencia del último Aznar. Pero es verdad que la serie acaba en el 2006. A ver si saco tiempo para completarla.  

  12. # Blogger aragaralk

    Más que interesante me se supone este mismo estudio en Catalunya:
    ¿qué opinión tiene el electorado de la ideología de erc?
    ¿llegaría el electorado a explicar las razones ideológicas al miedo al pp?
    ¿se reflejaria una tendencia mayor a la convergencia ideológica entre, valga la redundancia, CiU y PSC, más que su divergencia?
    Buen post y muy bien traído, LLuís, y de agradecer la abstracción que los datos suponen.  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...