La Moqueta Verde


Las claves del éxito demócrata (III): Palin

Aunque nos dé un poco de vergüenza reconocerlo, hace algunos meses en la moqueta verde estábamos convencidos de la victoria de Hillary Clinton en las pasadas primarias demócratas. Entonces, dando por seguro la candidatura de Hillary empezábamos a preguntarnos si Bill Clinton podía ejercer un rol destacado en la campaña electoral como flamante candidato a primera dama. Nuestra conclusión fue que por lo general las primeras damas no tienen ningún efecto sobre el voto siempre y cuando no tomen un claro perfil político (que no suelen hacerlo). Por ejemplo, como Hillary se involucró de forma muy destacada en el primer mandato de su marido (1992-1996), la percepción que el electorado tenían de ella tomo relevancia en la reelección de Clinton. Con estos resultados inferíamos que Bill podía ser un activo político relevante a tener en consideración. (pincha aquí y aquí)

Pero mejor olvidemos este error de cálculo y disimulemos. Hoy, queremos centrarnos brevemente en el inesperado “hot topic” de la campaña electoral: el rol de los vicepresidentes. Cuando Sarah Palin entró en escena los analistas consideraron que ésta representó un importante impulso a la candidatura de McCain. Pero, poco tiempo después se demostró que la elección de Palin fue una inexplicable torpeza estratégica en un entorno político altamente profesionalizado. Desde entonces, los analistas empezaron a señalar a la candidata republicana a la vicepresidencia como uno de los principales lastres de la carrera de McCain hacia la Casa Blanca. La falta de acierto en la elección de Palin no deja de soprender incluso después de las elecciones. Recientemente, hemos sabido que la gobernadora de Alaska no tenía claro qué países componían la NAFTA o si África era realmente un continente. Y parece que aún hay material inedito (que presumiblemente iremos conociendo en los próximos días) sobre el desastroso papel de Palin durante esta campaña.
En la moqueta hemos efectuado un simple modelo econométrico* para estimar el efecto que ha tenido durante el período 1968-2004 la valoración del vicepresidente y compararlo con la valoración del presidente. En términos estadísticos la opinión que los votantes tienen del vicepresidente es importante a la hora de votar. Pero como es de esperar la magnitud del efecto es notablemente menor al del candidato a presidente.


Nuestras estimaciones parecen indicar que tener un buen compañero de ticket puede ofrecer un pequeño pero potencialmente importante impulso a la candidatura, especialmente en elecciones muy competidas. Pero el margen de la victoria demócrata ha sido suficientemente grande como para pensar que sin Sarah Palin las cosas no hubiesen sido muy diferentes.

Como ya hemos comentado, muy seguramente, fue la economía, y no tanto Palin, la principal enemiga del candidato McCain. Un breve repaso histórico de la evolución de la intención de voto republicano (vean el gráfico de Gallup) nos deja claro que McCain empieza a retroceder con la crisis de Lehman Brothers, días antes de la famosa entrevista de Katie Couric, donde descubrimos la preocupante falta de preparación de la compañera de ticket de McCain.
.. y también:
--------------------------------------------------------------------------
*Nota metodológica: el modelo economético para calcular el gráfico incluye variables de control socio-demográficas, políticas (identificación partidista) y los años electorales.

Etiquetas:

AddThis Social Bookmark Button

1 Respuestas a “Las claves del éxito demócrata (III): Palin”

  1. # Blogger La Gringa

    Hola Lluis,
    me encanta el grafico. Felicidades!

    Por cierto, cuando dices La Moqueta te refieres a todos nosotros? Porque yo siempre confie en la victoria de Obama en las primarias (y hay muestras graficas y no graficas por ahi);)

    Por otro lado, hay algo que me gustaria resaltar y es que, a pesar de la ineptitud galopante de Sarah Palin, creo que al sector duro de G.O.P. les hizo mucha gracia que hubiese una mujer de VP. Para una figura tan masculina, a muchos, una mujer (o una mujer como Palin, quizas) les parecia imposible. En fin, como ya comente, creo que fue un error estrategico de McCain pensar que una mujer atraeria a las votantes democratas decepcionadas con la eleccion de Biden (y no Clinton) por Obama; pero tambien fue un error creer que podria convencer a sus propios votantes. En mi opinion, el efecto marginal de Palin ha sido basicamente en llevar a votantes tradicionalmente Republicanos a votar Democrata (es decir, Palin ha llevado un trasvase de voto). Pero imagino que esto lo podremos saber mas adelante, a traves de datos de encuesta.

    Otro apunte interesante es que Obama se llevo un 53% de voto femenino, mientras que McCain se llevo el 47%. Obama, que ya gano a Hillary entre las mujeres democratas, es un candidato altamente popular entre las mujeres.  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...