La Moqueta Verde


Esperanza Aguirre, del 4,6 al 6,1


Hay políticos con suerte y otros gafados. El talento de un político está siempre sujeto a la coyuntura que le toca vivir. Son numerosos los ejemplos que podríamos dar de políticos con grandes cualidades que han fracasado por no estar ni en el sitio ni momento adecuado. Joaquín Almunia nos podría contar algo al respecto.

Otros políticos, en cambio, parece que el viento nunca les viene de frente. Sin gozar de excepcional ingenio (sin que eso signifique ni mucho menos mediocridad) son capaces de llegar a la cima. Esperanza Aguirre es un “milagro político” de este estilo. Aunque fue una ministra poco valorada en las encuestas, consiguió seguidamente el honor de ser en la senadora más votada. Y aunque perdió la mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid en mayo del 2003, una inesperada segunda oportunidad le permitió finalmente dominar la cámara regional.

Pero lo importante en política es quedar primero en el PhotoFinish. Los recursos y la visibilidad que ofrece estar en un gobierno ayudan mucho a los políticos a presentarse como candidatos creíbles y con aptitudes de liderazgo. La infraestructura de comunicación como las televisiones regionales, la disposición de recursos públicos para contentar al ciudadano (i.e. ampliación del metro) permiten a algunos políticos que entran en condiciones precarias, llegar a la reelección en condiciones sustancialmente mejores.

Este es el caso de Esperanza Aguirre, quien en estos cuatro años ha mostrado una gran habilidad en consolidarse tanto en el partido como en el gobierno regional a pesar de haber ganado de forma un tanto accidental. La estimación que ofrece el CIS es que Esperanza Aguirre mejoraría 3 puntos porcentuales y superaría el 50 por ciento del voto (obviando su margen de error). Sin embargo al aumentar la representación de la cámara de 111 a 120 hace más complicado saber como esto se traduce en escaños, aunque su mayoría absoluta parece bastante probable.

Los madrileños consideran que la gestión del gobierno ha empeorado respecto al período de Alberto Ruíz Gallardón, pero el descenso es poco relevante. Pero lo destacable de los datos del CIS es el importante aumento de la valoración de Aguirre, quien ha pasado de un suspenso (4.6) a la considerable nota de 6.1, alcanzando (atención) los niveles mantenidos por su predecesor Ruiz Gallardón. El alcalde por su parte sigue manteniendo una valoración muy similar a su período de Presidente de la Comunidad. Si tenemos en cuenta lo agitado que ha sido para Gallardón esta legislatura (derrotado por Aguirre dentro el partido, agotamiento ciudadano por las obras, zonas estacionamiento azul-verde hasta en carabanchel alto...), la verdad es que se trata de una valoración considerable. Y su reelección parece asegurada ante el liliputiense candidato Miguel Sebastián (suspendido con un 4.4) .

Aguirre, de nuevo, puede estar contenta con los resultados del CIS. En cuatro años ha conseguido la nada trivial tarea de convencer a los madrileños de ser tan válida como Gallardón. No muchos hubiesen apostado por ello. Espe está muy cerca de volver a conquistar Madrid. Y ya lo dice el refrán: de Madrid al cielo… o a la Moncloa.

Etiquetas: , ,

AddThis Social Bookmark Button

3 Respuestas a “Esperanza Aguirre, del 4,6 al 6,1”

  1. # Anonymous Ruibérriz

    Interesante reflexión, no exenta de acierto. Sin embargo, el mérito de los votos al Senado son de las siglas por las que se presentó, y no suyo propio.

    Dado el comportamiento del electorado español, el hecho de que las elecciones al Senado sean "abiertas" me parece irrelevante. Cualquiera de los grandes partidos podría presentar al Pato Donald y el resultado sería el mismo.

    Por cierto, creo que ha olvidado entrecomillar "inesperada".  

  2. # Blogger Alex Guerrero

    Para fortuna de Miguel Sebastián, sólo 527 de los 1000 encuestados le puntúa, con lo que su 4.45 no es del todo fiable.

    Me parece curioso apuntar que (siendo 1 izquierda y 10 derecha) la media ideológica de Madrid (5.4) es bien distinta de la de otras grandes ciudades, como Sevilla (4.42) o Barcelona (3.99).

    Pocas veces podemos observar con muestras tan grandes las diferencias ideológicas que intuíamos entre las distintas ciudades de España.  

  3. # Blogger Álvaro

    Todo apunta a que en las elecciones del 27-M apenas van a haber sorpresas. Nadie va apoder cantar (llorar) una victoria (derrota) rotunda. Esto ya de por si resulta llamativo. El Gobierno llega ae llas con el viento de su gestion inflando las velas...y no parece que vaya a obtener un sonado beneficio de ello...Vamos, tiene delito no ganar Madrid en esta ocasion (al menos, la Comunidad). Es deseable que rodasen cabezas en la otra conocida como FSM.  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...