La Moqueta Verde


Los catalanes que hemos tenido la ocasión de vivir en otras regiones de España somos conscientes de que Cataluña no es una región que caiga especialmente simpática. No se trata de “nos tienen manía”, pero mi impresión es que no estamos en el ranking de regiones más queridas por los Españoles. Mi experiencia me dice que el principal motivo de la mala propaganda de Cataluña es, precisamente, la lengua. Es frecuente oír quejas sobre la actitud de algún catalán que no ha querido cambiar de lengua a pesar de que el contertuliano inicie una conversación en castellano. Yo mismo he sido testigo de ello. Pero, qué hay de cierto en esto, ¿son los catalanes poco flexibles en materia lingüística o es una percepción sesgada a partir de una mala experiencia?

La misma encuesta del post anterior ofrece la posibilidad de analizar la propensión de los catalanes a cambiar de lengua. En general, algo menos de las tres cuartas partes de la población cuya primera lengua es el catalán se cambian al castellano cuando el contertuliano se dirige con esta segunda lengua. Hay cierta variación por territorios, siendo Barcelona la más flexible y las tierras de ponent y las centrales (conocidas por algunos moqueteros como las Highlands catalanas) como las menos tolerantes a cambiar de idioma. En estos últimos territorios, un castellano tiene una probabilidad de 0.5 de ser respondido en su propia lengua. Los datos muestran que hay una minoría considerable de personas que no se pasan al castellano. No se trata de anécdotas aisladas. Una de cada cuatro veces que un castellanohablante se dirige a un catalanohablante se encuentra con una respuesta en catalán.




Pero ¿a qué se debe eso? Hay varias explicaciones: podría ser que muchos catalanes son monolingües y no pueden (en lugar de no quieren) cambiarse de idioma. Otra explicación es que los catalanes están acostumbrados a vivir en contextos bilingües donde cada uno habla el idioma que más cómodo se siente. La tercera es, simplemente, que los catalanes son algo dogmáticos e inflexibles en materia lingüística.

Seguramente las tres explicaciones tienen algo de verdad, siendo la segunda y tercera las más creíbles a mi entender ya que se me hace difícil pensar que una cuarta parte de los catalanes son monolingües. Una estrategia para empezar a estudiarlo es comparar los datos de arriba con la actitud de los catalanes cuya lengua es el castellano. El segundo gráfico deja claro que los castellanohablantes son mucho más flexibles que los catalanes. En general hay una diferencia de ocho puntos porcentuales, pero en algunos territorios como Girona esta diferencia alcanza casi 14 puntos (!!). ¿Por qué los de habla castellana son más flexibles? ¿ son más bilingües? Lo dudo. Si la explicación fuera que cada uno habla el idioma que se siente más cómodo deberíamos observar porcentajes similares. Estos datos me sugieren que parte de la explicación se debe a cuestiones de tolerancia lingüística y del mayor prestigio social de la lengua catalana.

Y a vosotros, ¿qué os sugieren estos datos?

Etiquetas:

AddThis Social Bookmark Button

11 Respuestas a “El "tolerómetro lingüístico" catalán: ¿en qué lengua responden los catalanes?”

  1. # Blogger Jordi

    Muy, muy interesante entrada... Que pregunta se hacia al encuestado exactamente?

    Yo si que creo que una posible explicacion es que los que tienen el castellano como primera lengua (supongo que te refieres a "lengua materna") son "mas bilingues". Es decir, puede ser que los que tienen catalan como primera lengua suelen usar mucho menos el castellano en la vida diaria que el catalan los que tienen el castellano como primera lengua? Puede ser mas facil encontrar un castellanoparlante que se encuentre igual de comodo en castellano y catalan que un catalanoparlante? Mira, otra pregunta de encuesta...

    Eso si, se definen las situaciones en que el cambio se produce? Lo digo porque yo, por ejemplo, si voy a una tienda o una oficina no tengo mucha tendencia a cambiar el idioma (y que idioma elija depende de como me haya levantado ese dia :o) ), pero si alguien me pregunta en la calle con cara de perdid@ y lo hace en castellano, en el 100% de los casos contesto en castellano.  

  2. # Anonymous XaviReke

    Cuando el 70% de los catalanohablantes se pasan al castellano, me da que es un poco fuerte llamarlos "dogmáticos linguisticos". "Debiles chaqueteros" igual, pero dogmaticos? Como no sea del barça....

    Tambien resulta curioso que todo el mundo diga que cambia tanto. Si el 77% de los castellanohablantes pasan a hablar catalan y el 70% de los catalanohablantes pasan a hablar castellano a mi me da que empezamos a tener conversaciones cambiadas de idioma en ambos lados.

    Generalmente he observado más cambios de catalan a castellano quea la inversa. pero soy catalanohablante y vivo en Barcelona, asi que supongo que no soy objetivo. Será que el 20% de los castellanohablantes que no cambian vive aqui, y el 70% de los que cambian de catalan a castellano tambien.

    Anyway, I am ranting now, so I'll shut up. Long day, too much passenger statistics.

    Xavi  

  3. # Blogger Lluis

    La pregunta me temo que es generica. Preguntan la actitud de la población que habla catalán (o castellano) ante alguien que contesta castellano (o catalán). En efecto, sería mucho más interesante que se matizara la pregunta según el contexto. Pero en todo caso es una aproximación...

    Es cierto que los castellanohablantes suelen ser más bilingües en el uso (los dos posts sugieren que cambian más de lengua según el contexto). Pero no creo que se deba a que este colectivo tiene mayor conocimiento de ambas lenguas. Yo creo que son más flexibles por condicionantes exteriores.  

  4. # Blogger Alex Guerrero

    De hecho la pregunta sí es contextual, por lo que he entendido: se te acerca alguien y te empieza a hablar o te pregunta en X lengua, ¿qué haces?

    Luego existe esa minoría perfecta, que en tu muestra no sale, que es completamente bilíngüe. Y luego esas otras dos simpáticas minorías que hablan catañol y castelán, respectivamente. Ellos no saben de qué diablos les hablas con eso de cambiar ¿¡de qué!?  

  5. # Blogger Jordi

    "Pero no creo que se deba a que este colectivo tiene mayor conocimiento de ambas lenguas. Yo creo que son más flexibles por condicionantes exteriores."
    A eso me referia yo. Me da la impresion de que es mas facil que una persona que tiene el catalan como 1a lengua viva en un entorno catalanoparlante y acceda al castellano en la escuela y en contadas ocasiones sociales. En cambio, una persona con castellano como primera lengua seguramente se mueva en un ambiente mas mixto. Pero no porque quiera, sino por el contexto social. Aunque mirando la entrada sobre el lenguaje del recreo, igual me equivoco...

    Por cierto, off-topic y con animo de ver como de facil de provocar sois ;-)

    Kelme rescinde el patrocinio del jugador Oleguer Presas por sus declaraciones sobre De Juana

    Que os parece?  

  6. # Anonymous taronget

    La verdad es que los catalanes teneis fama de "maleducados lingüísticos".

    Yo no creo que sea tan grave asumir que pueden haber conversaciones bilingües. Es decir, si te hablan en castellano y contestas en catalán asumes que te puede entender. La verdadera tolerancia podría averiguarse con la pregunta: y si te dice que no te entiende? qué haces?. Pero tendría sentido esta pregunta a un castellano-parlante? Como no me va a entender si hablo en castellano!

    Yo veo dentro de todo normal que cada uno siga con su lengua si no le requieren lo contrario (de forma educada por supuesto).

    Aquí en Valencia los valores estarían mucho más altos en los valenciano-parlantes y mucho más bajos en los castellano-parlantes (especialmente por no saber hablar en valenciano).  

  7. # Blogger Alex Guerrero

    En Catalunya están sesgados los resultados para los castellanohablantes. Es imposible que el 80% cambie al catalán porque eso significaría que hay gente que, sin conocer el catalán, lo habla. Porque, igual me equivoco pero creo que entre los castellanohablantes la proporción de "y además habla catalán" no es un 80% de la población. ¿Dónde queda toda la generación de mis padres, que entienden pero no hablan catalán?  

  8. # Blogger Alex Guerrero

    Atendiendo a qué responde la gente por deseabilidad social a esa encuesta, lo interesante de estos resultados es que lo que está mal visto es que haya gente que no pase al catalán, y que está no tan mal visto que alguien, por la razón que sea (defensa de la lengua, etc), siga hablando en catalán "de entrada".

    Las comparaciones entre los dos grupos pueden llevar a la confusión. Puede que no se trate de que haya un grupo más tolerante que el otro, sino que socialmente está mejor visto un comportamiento que otro. Y sigue siendo igualmente interesante que esa "deseabilidad social" tenga distintas intensidade s a lo largo de la geografía. Ya no digo más.  

  9. # Blogger Lluis

    a mi en principio no me parece mal las conversaciones bilingües, pero está claro que genera situaciones poco agradables para los ciudadanos del resto del país cuando visitan cataluña.

    Alex, me gusta mucho tu interpretación. Seguro que hay algo de eso. Estas entradas lingüísticas las hice cuando el lunes escuche una tertulia sobre el tema en una radio catalana. Y justo los periodistas promocionaban que los catalanes no se cambiaran al castellano immediatamente; sólo cuando había dudas razonables de que el contertuliano no sabía castellano.  

  10. # Anonymous Luis

    Soy valenciano de origen pero castellano parlante, y ahora estoy "exiliado" en Girona,donde el catalán predomina en el día a día.
    Afortunadamente no tengo problema en entenderlo,es más, suelo leer la prensa local escrita en ese idioma a diario (El Punt y Diari de Girona).
    Hay cierta antipatía entre Cataluña y el resto del país,en muchos casos yo la llamaría envidia, por mucho que el catalán tienda a verse como victima del poder central y sin embargo sus cifras sean en mucho casos las que marcan distancia.
    Tienen la sensación los ojos de muchos no catalanes la de no encontrarse en España, si no en un lugar "extranjero".
    La lengua es para muchos una barrera insuperable,sobre todo en aquellos lugares donde SIEMPRE se habla catalán, para todo.
    Lo del cambio de idioma, pues es una cuestión de de simple educación, de entender que un idioma es una herramienta de comunicación y no un arma. No se como se sienten los castellano parlantes 100 % cuando alguien les contesta en catalán ante una pregunta o duda expresada en castellano, tal vez con un "perdona pero no te entiendo", el interlocutor catalán cambiaría de idioma,si le es posible, claro, pues en muchos casos no pueden,así de simple.
    En mi corta estancia aquí en Girona me he encontrado con alguna situación donde mi interlocutor me pedía por favor si podía explicarme una cosa en catalán, pues hacerlo en castellano le era muy difícil explicarlo.
    Tal vez sea un ejemplo extremo, pero lo que si que detectado claramente es que, por ejemplo,en Barcelona ciudad no se escucha tanto catalán, incluso los carteles en las tiendas,lugares públicos, etc no están exclusivamente en catalán y en algunos casos, raros eso si, los he visto en castellano y catalán.
    Por si alguien quiere hacer la prueba, un viaje por la N-II desde Girona a Barcelona es un buen ejemplo de lo que he comentado antes.

    Saludos

    Luis  

  11. # Blogger roberto garvia

    También hay que tener en cuenta que la idea de evitar el cambio de código es una de las medidas que se recoge en el Informe sobre Política Lingüística de 2005 de la Generalitat. El informe completo está en: http://www6.gencat.net/llengcat/informe/infcast.htm

    Y el párrafo al que hago referencia es el siguiente:

    “Por otra parte, y dado que unos de los objetivos fundamentales de la campaña “Dóna corda al catalá” (”Dale cuerda al catalán”) es la extensión del uso social de la lengua, evitando, por ejemplo los cambios de lengua que con demasiada frecuencia se dan por “inercia”, encontraríamos convenientes otras actuaciones con las que se pusiera en evidencia ciertas actitudes presentes entre los catalanoparlantes, en relación precisamente con este cambio de lengua. El objetivo sería demostrar que en realidad no usar nuestra lengua significa poner barrera a los recién llegados y a los que quieren hablar en catalán, y es en el fondo una forma de discriminación. Por el contrario, hablar en catalán siempre es una forma de acogida, de tratar a otro sin distinciones ni discriminaciones”  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...