La Moqueta Verde


El acceso a la vivienda se ha convertido en los últimos años uno de los mayores problemas para los jóvenes españoles. Este hecho contrasta con la pasividad de los gobiernos y de la sociedad en general ante este creciente problema. Con ello no quiero quitar mérito a las “actuaciones” en esta materia de la pésima valorada ministra Trujillo, pero anécdotas al margen la gravedad del problema de la vivienda no ha tenido una mayor trascendencia.

Esto me recuerda a lo que sucedió en los años 1990´s cuando la juventud española fue un grupo especialmente afectado por el paro. Entonces el problema no tuvo mayores consecuencias políticas porque la mayoría de jóvenes podían contar con el apoyo económico de sus padres. Sin embargo, la diferencia entre ambos problemas es que el desempleo juvenil no era un problema esencialmente estructural sino que, como el acné, se curaba con la edad. Sin embargo, eso no sucede con el problema de la vivienda. Los jóvenes de hoy seguramente mejorarán su posición laboral pero la fuerte (imposible para algunos) carga económica de la vivienda acompañará a esta generación toda su vida.

La vivienda es un problema que esencialmente afecta a los jóvenes. Mucha gente de mediana edad tiene ya un piso de propiedad con hipoteca saldada y por lo tanto tienen otros problemas en la cabeza. Según datos del CIS de abril de 2006 la diferencia de preocupaciones según la edad es evidente. El 16 por ciento de los jóvenes consideran la vivienda el tema más preocupante (el segundo después del paro). Esto representa más del doble del porcentaje para la gente no tan joven. Claro está que es un tema claramente vinculado a la edad. De hecho, la vivienda es el tema que más diferencias hay entre jóvenes y mayores. Por lo tanto, es un problema serio para un grupo muy concreto de la sociedad: los jóvenes, que a su vez es un colectivo no especialmente movilizado electoralmente.


Si la vivienda se ha disparado ¿por qué no se refleja en el IPC y en la inflación? como se trata de un índice de precios de Consumo, se excluye la compra de vivienda, considerada inversión. Si os fijáis en la cesta del IPC, la vivienda (alquiler, por lo tanto) sólo representa el 10 por ciento del total. Otra vez, este dato es claramente dependiente de la edad. Debería revindicarse la creación de cestas según grupos socio-demográficos, así podríamos ver el efecto diferencial de la inflación según tipos de población. Por ejemplo, si tuviéramos una cesta de compra para jóvenes veríamos cómo este 10 por ciento se queda muy corto. Esta cesta nos permitiría calcular la inflación especifica de los jóvenes y veríamos como, en los últimos 10 años, la pérdida de poder de compra de este grupo ha sido mucho mayor del 2-3 por ciento que, sin demasiado éxito, nos ha querido vender el gobierno.

Etiquetas:

AddThis Social Bookmark Button

3 Respuestas a “El problema de la vivienda en España: la necesidad de un IPC por tramos de edad.”

  1. # Blogger Alex Guerrero

    De memoria recuerdo que para la mayoría de la gente de mi edad (en alquiler, o comprando una casa si es afortunado/a), la vivienda representa entre el 35% y el 40% de sus ingresos. A veces más.

    Esta cesta no encaja con ese sector de edad. Pero tampoco lo pretende, pues es general.  

  2. # Blogger Laia

    es muy deprimente....  

  3. # Anonymous Anónimo

    Muy buen post, Lluis. Mi mas sinceras enhorabuenas. Me ha encantado. Y coincido con lo que dicen Alex y Laia.
    Ignacio  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...