La Moqueta Verde


Desde hace un par de días los periódicos británicos destacan la noticia sobre la decisión de la ex ministra de educación laborista Ruth Kelly de enviar su hijo disléxico a un colegio privado de £15,000 anuales. Aparentemente, esta decisión ha sido considerada por muchos como una contradicción a los esfuerzos titánicos del nuevo laborismo para promocionar la educación pública. Las duras críticas a la hipocresía laborista no vienen de la oposición (de hecho Cameron explícitamente ha comentado que respeta la decisión) sino de los propios diputados laboristas que consideran que su comportamiento no es compatible con el principio constitucional laborista “It (the Labour Party) believes that by the strength of our common endeavour we achieve more than we achieve alone, so as to create for each of us the means to realise our true potential and for all of us a community in which power, wealth and opportunity are in the hands of the many, not the few” .
Comenta convincentemente el The Times que cada vez que un padre con recursos y ambicioso quita a su hijo del sistema educativo público está perjudicando las oportunidades de los niños que se quedan. La salud de la educación pública depende, según este periodico, de que la clase media use ese servicio. El The Guardian, que también recogió ayer en portada el caso Kelly, hoy escribe esta maravilla:

To remove a child from the state school system is rarely an educational choice, whatever euphemism is customarily applied. It is a social statement. Across class-bound Britain, the exclusive school, whether state or private, reinforces the great divide…The school is the defining institution in any community. The guardians of such communities are their elected representatives. That is why people do worry if MPs seem to lack confidence in their schools. They are declaring more than a preference, rather a loss of faith


¿Y en España? Los socialistas son muy tolerantes con los suyos en cuanto a su decisión de enviar sus hijos a colegios de elite. Dejando al margen a izquierdosos convencidos como Zapatero o Caldera, el resto de políticos socialistas analizados por la Revista Época deciden optar por la educación privada: Moratinos y Clos al Liceo Frances (casi 400 euros mensuales). Montilla al Colegio Alemán, Manuel Marin al Colegio Europeo de la Moraleja (entre 500 y 700 euros)… y para hacer paralelismo con el caso británico Mercedes Cabrera también decidió enviar a sus hijos al Colegio Estudio de 400-euros mensuales. El resto de socialistas analizados van a colegios concertados.

Etiquetas: ,

AddThis Social Bookmark Button

2 Respuestas a “Eres de izquierdas… entonces, ¿llevarás a tus hijos a un colegio público?”

  1. # Blogger Laia

    a mi me parece que esta bien pedir coherencia en este sentido, especialmente si estamos hablando de colegios hiperelitistas (algo diferente es lo de los concertados).

    que bien, empieza la temporada moquetil! bienvenidos a todos y espero que el año haya empezado muy bien para todos.  

  2. # Anonymous Anónimo

    Yo no tengo ningún inconveniente con quién quiera/pueda pagarse una enseñanza "elitista" o como la desee. Es cosa de cada uno.

    Lo que me resulta más divertido es ver que aquí en Cataluña te meten el catalán hasta por las orejas mientras los políticos llevan a sus hijos a los liceos extrangeros.  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...