La Moqueta Verde


El Presidencialismo Co-Monárquico de Nacho Uriarte.

El líder de las nuevas (que no mejores) generaciones del PP comentaba en el video que nos mandó Álvaro que necesitábamos cambiar el sistema electoral para evitar que pactos parlamentarios nieguen al partido vencedor alcanzar la jefatura de gobierno. Pensando bien tan inteligentes palabras llego a la conclusión que la única manera efectiva de hacerlo es optar por un sistema presidencialista. Algunos retoques al sistema parlamentario pueden reducir la probabilidad de ocurrencia, pero no eliminarla. Siempre que haya un parlamento con más de dos partidos, los pequeños podrán aliarse en contra del grande para robarle la jefatura del gobierno. Y la ingeniería electoral en España para conseguir que existan sólo dos partidos es una tarea imposible (¿ideas?). Si queremos evitar al cien por cien montilladas, touriñadas, antichadas… (caramba todos son socialistas!) mejor optemos por sistemas presidenciales.

Y el problema es que las democracias que cuentan con la figura del monarca son inherentemente parlamentarias. De los pocos sistemas parlamentarios fuera de Europa (y de sus ex-colonias) es Japón y la explicación a este suceso es precisamente la existencia de la figura del Emperador. Hasta la fecha, de hecho, no ha habido ninguna monarquía que haya optado por un sistema en el que el jefe de gobierno sea elegido directamente por el electorado. Y es más, al margen de Israel (1996), ningún país tiene un sistema dónde un Jefe del Gobierno directamente electo no haya sido a su vez jefe de Estado (en España, Su Majestad). Y es que históricamente la elección siempre ha sido: ¿qué quieres: presidente electo o monarca? Y el motivo es lógico, ¿para qué vamos a tener la figura del monarca como jefe de Estado si ya tenemos a una figura directamente electa por el pueblo?

No quiero ser malo con Uriarte, está claro que lo que nos quiere decir es que es odioso que el sistema parlamentario en España sea tan ventajoso para el PSOE.

Pero si Uriarte se tomara sus palabras en serio estaría proponiendo el nuevo sistema hasta ahora inédito: “Presidencialismo Co-Monárquico”. No es mala idea. Con un poco de suerte, si tenemos este sistema los españoles llegan a la conclusión que teniendo un Presidente electo, para qué demonios queremos un Monarca…

Etiquetas:

AddThis Social Bookmark Button

5 Respuestas a “El Presidencialismo Co-Monárquico de Nacho Uriarte.”

  1. # Blogger Jordi

    Sobre el tema de la ley electoral que da "demasiado poder" a los partidos minoritarios corren rios de tinta a raiz de la influencia de ERC (curioso, con CiU no se quejaban tanto..), pero este analisis me parece interesante:

    http://periodismoincendiario.blogspot.com/2006/11/votos-y-escaos.html

    Y si la ley favorece al PSOE, no sera porque los del PP son tan torpes que van pidiendo la animadversion por las esquinas con esas dosis de mala leche que destilan por las manyanas?  

  2. # Blogger Jordi

    Ups! El enlace ha salido cortado. Probando otra vez, esta vez dentro del texto...  

  3. # Blogger zarevitz

    Lo de Israel no me parece inviable, pero ahí va una idea para los que les gusta hacer experimentos:

    1. Cada lista electoral designa, además de los candiatos a diputado, un candidato a la presidencia del Gobierno. En las cuatro provincias, CiU pondría a Mas; el PSC, a Montilla. El candidato más votado (Mas) resulta elegido automáticamente.

    2. Para evitar que los minoritarios se alíen y le presenten una moción de censura, habrá que exigir que la moción sólo pueda prosperar si la apoya con una mayoría del 70%.

    Así hace casi inexpugnable la posición del presidente elegido por el sistema de mayoría relativa. Eliminar toda posibilidad de moción de censura sería más práctico, pero menos "parlamentario"; así salvaríamos la cara.

    Creo que en Navarra, cuando no hay una mayoría parlamentaria que se ponga de acuerdo en la investidura de presidente, gobierna "el líder de la lista más votada". Algo he oído pero no sé cómo se articula legalmente y cómo funciona en la práctica.  

  4. # Blogger Ignacio

    Hombre, si un efecto tiene el sistema electoral en España es que prima mucho más al PP que al Psoe. Como sabéis, una gran parte de las provincias españolas están sobrerrepresentadas. Es decir, que el peso que tienen en el Congreso no es proporcional a su número de habitantes. Entre estos distritos están Ceuta, Melilla y las islas, además del mundo rural. Como también sabéis, es en estas provincias donde el PP aventaja en número de votos al PSOE. Esto hace que, por ejemplo, en el Senado de 2004, el PP con 800.000 votos menos que el PSOE consiguiera 9 senadores de ventaja. Curioso, ¿no? En el fondo, lo que quiere el PP es convertir esta prima electoral en gobierno. Ya no sólo quieren estar sobrerrepresentados en el Parlamento, sino que además quieren tener el gobierno con ventaja.
    Ya sé, algunos estaréis pensando que el sistema electoral español beneficia siempre al partido mayoritario. Pero al margen de esto, el modelo tiene un claro sesgo conservador y las ventajas son mucho mayores para el PP que para el PSOE.  

  5. # Anonymous Anónimo

    si claro. No me referia tanto a eso a que la politica de pactos en el parlamento para votar a un presidente regional suele beneficiar a los socialistas. Como dice Jordi no se debe a la ley por si misma sino a la politica de alizanzas de cada partido. El PP suele tener mas dificultades para encontrar socios (sbtodo regionalistas)  

Publicar un comentario



Siguenos también en   ADN.es

Sí, ministro


online

Comentarios Recientes

Ciencias Sociales



© 2008 La Moqueta Verde | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written Juan March Institute | Check your Email


hoy nos visita...